ir arriba ir arriba estoy aquí porque he llegado: hasta los cojones
Aquellos que sacrifican una libertad imprescindible para conseguir una seguridad temporal no merecen ni libertad ni seguridad - Benjamín Franklin

sábado, 18 de septiembre de 2010

hasta los cojones

Como bien dice el título, estoy hasta los mismísimos cojones de mi trabajo. Y no por la esencia, sino por la forma y los modos en que este se realiza. Vaya por delante que me la suda quién lea esto y en el contexto que lo quiera leer. Llevo 18 años en esta empresa y hay cosas que no cambian, que siguen inamovibles, que no hay forma de cambiarlos, cosas como la estrechez de miras de los mandos, el ninguneo reiterado y sostenido por parte de la descarada casta política, el desentendimiento de los cuerpos policiales con la sociedad de la cual procede... Este cuerpo tiene su creación datada en 1844 y desde entonces se ha destacado por su labor para con la sociedad llevando por ello el sobrenombre de "Benemérito". Desde sus inicios tuvo y tiene la dualidad militar y civil. Tiene naturaleza militar pero ejerce sus funciones en la calle. Dependemos tanto del Ministerio de Defensa como del Ministerio de Interior. Hasta aquí un poco de historia, ahora unos datos actuales. El día 18 de este mes estaba prevista una concentración de estos Guardias Civiles, entre los que yo me incluyo y que tenía como objeto el hacernos oír, el que la gente de la calle y los políticos sepan de nuestros problemas pero sucede que estos últimos bien saben de ellos... lo saben muy bien y por ello han decidido coartar nuestra libertad, una vez más, de forma sistemática. El Delegado del Gobierno en la Comunidad de Madrid había decidido prohibir esta concentración basándose en una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) que considera que los guardias civiles no puede acudir a manifestaciones en la que se reivindiquen "derechos de naturaleza sindical" aunque fueran convocadas "por terceros" (vía 20minutos.es). Pero se les ha jodido el pastel porque el mismo Tribunal la ha autorizado señalando que la prohibición excede el límite legal, vulnera un derecho fundamental y ha de ser declarada nula de pleno derecho. Osea... un grupo de extremistas abertzales pueden hacer lo que se le ponga en la punta del cipote y yo... YO no puedo manifestarme pacíficamente para exigir que mi horario laboral sea igual que el de nuestro cuerpo hermano, la Policía Nacional. Ya no se pide que se nos equipare salarialmente a la Ertzaintza o a los Mossos de Escuadra que nos llevan un mínimo de 600 euros de diferencia... las cosas están jodidas y debemos arrimar el hombro pero ¡POR DIOS! ¿donde están los derechos que yo defiendo en el resto de ciudadanos y que en mi no se aplican? La gente no se involucra con nosotros porque no nos conoce, porque no interesa a la clase política el que el ciudadano de a pie conozca a su Policía, creo que siguen el lema de que se teme a lo que no se conoce. A mi particularmente ya me ha sucedido varias veces el entablar amistad con algún civil y que al entrar en los cuarteles o ver al resto de mis compañeros quedarse flipado y confesarme que no pensaba que eramos así... ¿y como coño creías que eramos? ¿bestias sanguinarias en pos del ciudadano indefenso? ¿máquinas recaudadoras del Gobierno de turno? ¿que crees que hacemos cuando terminamos nuestro turno? ¿hibernamos? no me jodas... yo leo comics, juego al WoW, cocino en mis ratos libres, conozco a compañeros que coleccionan chapas, otros que les da por estudiar y otros que les da por contar hondas de radio... somos 75.000 guardias cada uno con sus gustos y preferencias, como se suele decir, cada uno de su padre y de su madre pero una cosa es cierta, todos estamos a tu servicio, para ayudarte en caso necesario y por supuesto para joderte si lo mereces. Me recuerdo que una vez en a Academia de Guardias de la Guardia Civil (que rimbombante) un oficial que nos daba clase nos dijo:
- Cuando salgáis de patrulla vuestra labor es hacer patria ¿y como se hace esto? ¿alguien lo sabe?
todos nos quedamos callados sin saber que decir
- Haréis patria con vuestro servicio cuando el ciudadano de a pie pueda ejercer su derecho al trabajo, al asueto, a su libertad. Eso es hacer patria.
Esas palabras se me quedaron grabadas a fuego.
Como dije, la Guardia Civil está para ayudarte pero tu también debes de ayudarla, ayúdame a ayudarte, como dijo el otro. La Guardia Civil necesita que la gente de la calle sepa de nuestros problemas no solo materiales si no personales, que sepa de los cientos de suicidios que ocurren, de los miles de compañeros de baja psicológica, de las depresiones emocionales a las que estamos sometidos. Muchas veces, quizás demasiadas, trabajamos y vivimos en una condiciones deplorables. Los medios de comunicación no se hacen eco de una forma realista de nuestros problemas. Con lo de la manifestación de unos pocos compañeros frente al Ministerio de Interior se ocupó apenas un minuto en el telediario nacional, con la huelga general francesa, casi cinco¿que sucede? ¿que no somos importantes? ¿que no somos un grupo importante en la sociedad?. Puede sonarte a película americana pero mi trabajo es lo peor que hay para tener una familia. No solo por el "sabes cuando entras pero no cuando sales..." (esto hace referencia a que sabe el horario de entrada pero no la complicación que puedas tener para salir al horario previsto), cambios de turno imprevistos que no solo te anulan cualquier día de asueto sino también cualquier cita médica que hayas tenido previsto, unos trámites burocráticos que tenias que hacer... de un día para otro o incluso en el mismo día, tus próximas fechas cambian, al igual que los turnos, los cuales son normalmente de 8 horas pudiendo ser mañana (06 a 14), tarde (14 a 22) o noche (22 a 06). Tenemos estipulado que entre servicio y servicio tiene que haber como MÍNIMO tantas horas como el último servicio realizado y claro... si te meten tarde-mañana-noche verás que tienes 8 horas entre servicios en los cuales: sales del trabajo, te desplazas a casa, comes, estás con tu familia, duermes, te levantas, cenas y otro desplazamiento para el nuevo servicio ¿cuanto hemos descansado? cuanto hemos visto a nuestra familia? y esto si no te toca un comandante de puesto que te quiera joder la vida porque hasta el día de hoy, ese cargo, el de Comandante de Puesto, permite ser a cualquiera dueño y señor de tu vida, que como puedes ver no solo es la tuya si no la de tu familia. Yo vivo en un cuartel y por eso el desplazamiento no lo tengo pero el resto ya lo he sufrido bien sufrido, con cuadrantes de servicios arbitrarios en función del humor del jefe de turno, cambios de turno repentinos, etc etc, que eso merma a la larga cualquier relación familiar. Como puedes leer, poco conoces a un cuerpo policial que como dije, no solo emana de la sociedad sino que la sociedad lo está pagando con sus impuestos. La Guardia Civil necesita un cambio, en el calendario marca que estamos en el S. XXI pero algunos jefes y sobre todo políticos quieren que siga anclada a tiempos pasados con modos y formas caducos.
Por todo esto y mucho más, desde aquí animo a mis compañeros que a estas horas se estarán concentrando en Madrid, contra viento y marea para exigir los derechos que nos corresponden, que merecemos y que por ley están estipulados.
Un saludo desde mi cuartel.

4 comentarios:

JuanGun dijo...

Tienes y tenéis mi apoyo que me temo que solo sirve de forma testimonial.
Un abrazo.

Anónimo dijo...

Ante todo, Buenas noches!.
Amigo y compañero, tienes razon.
Si bien, la historia (del Homo Sapiens Sapiens) nos demuestra que: Las metas, fines, aspiraciones, justicia, etc,etc; se consiguen yendo paso a paso.El valor de las cosas está en conseguirlas después de haber argumentado y luchado por ellas. Las cosas u objetivos que se consiguen de forma fácil, fácil se van o desvanecen.

Saludos de:
Tito Pulo de la Décimo IIIª

Casandra Giménez dijo...

Vale. Gran parte de tu texto ni me sorprende ni me da lástima (ya lo siento). Simplemente hablas de gran parte de los problemas que tenemos casi todos, por lo menos los que trabajamos en la privada, aunque no quiero entrar en el ya tan oído debate de "que bien vivís los funcionarios".

Por ejemplo, ¿cómo se supone que yo voy a plantearme tener una familia cuando ha habido meses enteros de entrar a currar a las 8 de la mañana y salir a las 10 de la noche?. ¿Qué se supone que voy a hacer con mis churumbeles? Señores, que los niños no viven en una maceta!!!! ¿Qué se piensan? ¿Que con mi sueldo mileurista puedo pagar a alguien para que cuide a mis niños (además de pagar la hipoteca de 800 euskos y el coche que necesito para ir al tajo? ¿Se supone que hemos de vivir del aire?

Pero, al menos, yo tengo el consuelo de que puedo salir a la calle a pelear por lo mío, por muy infructuoso que eso sea (siempre que mi horario laboral me lo permita, lo cual no es frecuente). Por lo menos, puedo irme a un sindicato a "montarla" (pese al peligro de un despido fulminante, que la terrible venganza de los todopoderosos jefes es así), por lo menos puedo intentar que se cumplan mis derechos.

Pero, parece, que vosotros, desde el mismo momento que os pusísteis al "servicio de la patria", renunciásteis a vuestro derecho de ser parte de la misma. Ya no sois personas, querido Van, sois efectivos.

Mis condolencias. Parece que en todas partes cuecen habas. Sólo que a algunos se les atragantan más que a otros.

Un besazo

Anónimo dijo...

El Morenito de Maracaimpezo ;)

Plas! plas! plas! (Aplausos) Bravo! Bravo!
Yo añadiría además, que la gente en general no fuera a votar en las próximas elecciones pq esta p. mierda de políticos q tenemos en general, sólo piensan en una cosa... Y no es precisamente en la gente!!!...
A tomar por culo!!!
Van for President!!! Yes, Van Can!!!!

"No le temo a los computadores, sino a la falta de ellos" (Isaac Asimov, escritor ruso-estadounidense)