ir arriba ir arriba estoy aquí porque he llegado: una llamada importante
Aquellos que sacrifican una libertad imprescindible para conseguir una seguridad temporal no merecen ni libertad ni seguridad - Benjamín Franklin

miércoles, 14 de julio de 2010

una llamada importante

Te cuento que hoy hemos recibido una llamada de mi hermana. Era para revelarnos el sexo de la criatura que lleva en su interior y que será una niña... mi primera sobrina (bueno, mi primer todo pq no tengo sobrinos). Ojalá pudiera decirle que cuando salga va a encontrar un mundo de rosas, un mundo plácido donde nadie insultará a otro por su lugar de nacimiento, su color de piel o su religión, ojalá pudiera decirle que tendrá una vida regalada y fácil, donde no le faltará el trabajo ni la felicidad completa, ojalá pudiera decirle que todos los días el aire olerá a fragancia y no a polución. Lo que si que puedo decirle es que no le faltará el amor, el cariño y el aliento de consuelo en los malos momentos... aquí tendrá una familia que la espera y que la cuidará más allá de sus fuerzas. Sé que como tío no seré el mejor ejemplo del mundo pero bien sabe Dios que ya solo por el amor que siento por mi hermana, a esa niña no le faltará nada. Cuando le pongan un nombre ya te lo diré.



2 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola hermano, no me cabe duda de que por vuestra parte no le va a faltar de nada, gracias y lo del nombre está siendo un gran debate, aunque como mujer jugaré bien mis cartas jijiji...

María dijo...

Felicidades!!!!!!!!!!!!!!!!!!
No lo mires desde ese prisma, piensa en cómo hacer para darle las armas para cambiar las cosas por eso tienen que venir nuevas generaciones, la clave está en la educación que reciban y luego en lo que hagan con ella, yo creo que todo esto es el principio del fin, a la larga la gente superará todo esto sólo que nosotros no lo veremos, esperemos que ellos si.
En fin que profunda me he puesto xD.
Tu disfruta de la sobrinilla que de los niños hay mucho que aprender !!!

"No le temo a los computadores, sino a la falta de ellos" (Isaac Asimov, escritor ruso-estadounidense)